¿Tengo ansiedad?

ansiedad problemas

Un síntoma que nos alerta de algo

La ansiedad es un síntoma muy común y cuando aparece lo hace para alertarnos de algo. Es una respuesta, en forma de sensaciones que pueden llegar a ser muy desagradables, a situaciones psicológicas que suelen ser de tipo simbólico o indefinido más que a la presencia inmediata de un peligro o amenaza. Si siento ansiedad, esta puede venir acompañada de síntomas fisiológicos como opresión en el pecho, respiración dificultosa o acelerada, sudoración, sensación de mareo, dolor de cabeza o ritmo cardíaco acelerado.

Sentir ansiedad suele ser una respuesta a la incertidumbre sobre algo y nos conduce a darnos cuenta de que pueden ocurrir cosas indeseadas o desagradables, y que por ello deberíamos hacer algo al respecto. Y del mismo modo, cuando deseamos que ocurra algo y percibimos que es posible que no ocurra, la ansiedad nos inclina a la acción para que podamos conseguir lo que deseamos.

Adaptativa vs disfuncional

Hay distintos tipos de ansiedad; en su forma sana produce un aumento de la activación que puede ayudarnos a conseguir lo que queremos, mantenernos alerta a las oportunidades, buscar nuevos recursos, o mejorar el desempeño haciéndonos eficientes. También nos ayuda  a mantenernos alejados de aquello que no deseamos que ocurra, siendo cuidadosos y evitando situaciones problemáticas.  Veámoslo con un ejemplo: Si quiero logar un ascenso en mi trabajo es probable que en algún momento sienta cierta ansiedad. Esta puede llevarme a acciones para conseguirlo como esforzarme en hacer mejor mi trabajo, pedirle a mi jefe actual que respalde mi candidatura o alguna otra iniciativa dirigida a aumentar la posibilidad de que aquello que deseo ocurra.  También en su forma sana me hace cauta en una situación donde es razonable estar inquieta y vigilante, como por ejemplo si me encuentro caminando sola en un lugar oscuro y desconocido, donde es sensato darme cuenta de que siento cierta ansiedad porque puede ocurrir algo desagradable y estar atenta y vigilante puede evitarlo.

¿Qué ocurre si siento ansiedad de forma muy intensa y crónica? En este caso la ansiedad se vuelve debilitadora y desadaptativa y podemos encontramos atrapados en la anticipación constante de peligros y amenazas. Cuando estamos en esta situación la tendencia a la acción es disfuncional y está dominada por la confusión, por la dificultad de manejo de la atención, y por la activación de la inseguridad y la vulnerabilidad. Si volvemos a los ejemplos anteriores encontraríamos que en este caso la ansiedad podría hacerme actuar descontroladamente, de forma precipitada: actuando con desesperación en mis intentos de lograr el ascenso, o de forma temeraria cayendo en un riesgo real en el caso de la calle oscura.

Aunque el miedo y la ansiedad son experiencias emocionales distintas suelen aparecer juntas y puede ser difícil diferenciarlas.  Ambos producen respuestas ante situaciones de amenaza y pueden ir acompañados de síntomas parecidos. Mientras que la ansiedad responde a una amenaza difusa o a un peligro “desconocido” el miedo suele responder a una amenaza concreta, a un estímulo específico  e inmediato, y está orientado a la supervivencia.

Psicólogo y terapia para ansiedad en Barcelona

Si te encuentras sintiendo ansiedad de forma constante o muy intensa y esto está causándote malestar no dejes de acudir a un profesional. Un buen psicólogo sabrá acompañarte en el camino de explorar tu ansiedad y su significado para que puedas afrontarla y disfrutar de bienestar.

 

5 comentarios en “¿Tengo ansiedad?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *